Follow by Email

miércoles, 16 de mayo de 2018

ESTOY TRABAJANDO EN EL ANÁLISIS DE LA CAIDA DE LA NATALIDAD Y EL COLAPSO DEMOGRÁFICO

                Amigas  y amigos:


         Por fin me he puesto a estudiar una cuestión decisiva, quizá la más decisiva de todas, el desplome de la natalidad en el Reino de España, en toda Europa y en casi todo el planeta.

         Hace mucho que deseaba hacerlo y ya estoy en la tarea.

         Tengo bastante avanzada la primera versión de un texto que sirva para producir videos, dictar conferencias, hacer cursos o talleres y, sobre todo, para promover un gran movimiento social en la calle, combativo y revolucionario, que ataque la raíz del más grande acto genocida de nuestro tiempo, la prohibición a las mujeres que sean madres. Esa interdicción, realizada de muchas formas concretas, que mi texto describe, tiene lugar sobre todo en la empresa capitalista y es también perpetrada por el Estado, que mientras haya emigrantes que expoliar a sus países de origen, se vale de mil argucias para conseguir que nazcan los menos niños nativos posible, con el fin de ahorrarse sus gastos de crianza y, sobre todo, lograr que las mujeres se concentren absolutamente en las tareas laborales y productivas. Esto le es imprescindible al actual capitalismo globalizador, dada su pasmosa inefectividad, parasitismo y senilidad, evidenciada en la crisis de 2008-2014, para elevar la cuota de beneficios. Incluso hay otros motivos para ello, más complejo, que luego expondré.

         Seguramente, el trabajo que estoy redactando, adoptará la forma de libro, aunque lo más necesario es promover acciones en la calle sobre la base de un Programa de acción natalista y por la libertad erótica heterosexual, a favor del derecho de las mujeres a ser madres, de los varones a ser padres y de los ancianos/ancianas a ser atendidos y no exterminados.

         Estamos ya en los 1,3 hijos por mujer, y descendiendo. En determinados territorios como Galicia, ya se ha llegado a los 1,1. Según algunos demógrafos los 1,3 es el umbral de la “trampa de la baja fertilidad”, o situación irreversible de donde las sociedades no logran salir, quedando atrapadas en una espiral descendente de naturaleza fatal, según la cual porque hay pocas mujeres en edad fértil nacen insuficientes niños y niñas, habiendo aún menos mujeres jóvenes en la siguiente generación y así sucesivamente. Tal es, aducen, la actual situación de China, abocada por su totalitaria política del “hijo único”, obligatoria, a una catástrofe demográfica probablemente irreversible, implantada hace sólo 40 años y que en un espacio de tiempo tan breve ha sido devastadora. Y tal será muy pronto la situación de Europa, si no lo es ya. Mientras, los empresarios obligan a sus empleadas que se embarazan a abortar, de manera que sumando todas las expresiones de agresión a la fertilidad que lleva a efecto la empresa capitalista tenemos unos 150.000 no-nacimientos, que de haber sido su opuesto, partos, casi remediarían el desplome de la fecundidad.

         Eso significa que, en 15-20 años, si no antes, habrá poca mano de obra, con la consiguiente escasez de bienes básicos de primera necesidad, inflación e insuficiente empleados disponibles para asistir a los probablemente 15 millones de jubilados y ancianos que habría para entonces en el Estado español, un tercio de la población total, lo que constituye una cifra inasumible precisamente porque entre la mitad y los dos tercios de ellos no tendrán nadie que les atienda, ningún familiar, dependiendo absolutamente del cuidado de funcionarios y mercenarios, algo escalofriante. A los jubilados se les engaña con el argumento de que todo consiste en que las pensiones sean monetariamente apetitosas sin explicarles que en caso de que no tengan ni hijos ni nietos (el 50-70 % de los mayores de 50 años no serán abuelos y morirán solos, sin ayuda ni afectos) no encontrarán quienes les cuiden, pues sencillamente no habrá la suficiente mano de obra disponible, en particular para las gentes de menores ingresos, por insuficiencia de alumbramientos en la actualidad.

         ¿Es la emigración la solución? La gente inmoral que nos rodea, azuzada por los neo-funcionarios de “la lucha contra el racismo y la xenofobia”, esconde que la emigración es un sistema económico por el cual los países ricos explotan a los países pobres robándoles su población. Éstos la crían, invirtiendo en ello unos recursos económicos y un trabajo, y aquéllos se la apropian, usándola para hacerse aún más ricos. La emigración es el tráfico de esclavos del siglo XXI, y quienes la defienden son los nuevos traficantes de esclavos, los negreros de la contemporaneidad, los heraldos de los oligarcas del Norte que se benefician económicamente de los pobres del Sur.

         Por ejemplo, aprovechándose desvergonzadamente de la guerra civil en Siria, Alemania robó a ese país 1,5 millones de personas, esto es, de trabajadores. El cálculo económico permite concluir que el valor monetario equivalente de esos emigrantes es 225.000 millones de euros, una suma fabulosa. Pues bien, tal monto es lo que ha perdido Siria y lo que ha ganado Alemania. Si alguien dijera a los actuales jerarcas germanos que deben entregar al pueblo sirio esa suma en justo pago, éstos se pondrían a despotricar contra el “racismo” y la “islamofobia”, ellos y las jaurías progresistas que les hacen coro, cuando lisa y llanamente son unos ladrones de seres humanos. Lo cierto es que con los 1,5 millones de personas sustraídas a Siria han asegurado a la gran patronal alemana sus necesidades de mano de obra al nivel más bajo, el peonaje, durante años. Así, la elevación de la cuota de beneficios del gran capitalismo teutón queda garantizada. Y encima hacen derramar lágrimas a los adscritos a la ideología buenista, que en tal acto desalmado ven lo muy “humanitaria”, “tolerante” y “abierta” que es la Alemania heredera y continuadora de los nazis… Porque, ¿qué va a ser del pueblo sirio con tal déficit poblacional?, ¿quién va a cuidar de los ancianos que han quedado en el país, abandonados a su suerte?, ¿qué va a suceder con la economía siria en su conjunto? A los buenistas de lagrimal sensible les importa un comino esas realidades, ellos sólo desean que sus países ganen mucho dinero con los emigrantes y la no-natalidad.

         Pero las canteras planetarias de personas se están agotando. Los países-granja, cuya función en la división capitalista del trabajo a escala mundial es producir seres humanos para los países ricos, ya no disponen de gente como hace un decenio. Tal está sucediendo en Marruecos, Ecuador y otros países a quienes expoliamos la mano de obra entre gritos de “lucha contra el racismo” y blablablá. Es así porque ya han exportado muchos millones y también porque la natalidad está cayendo en casi todo el planeta. Marruecos, por ejemplo, está a punto de situarse en los 2,1 hijos por mujer, que es la tasa mínima de reposición, aunque sólo cincuenta años atrás producía más de 7, con lo que ya no podrá exportar, vender como si fueran ganado, seres humanos para enriquecer a su oligarquía y al riquísimo clero musulmán.  Eso significa que en unos años incluso tendrá necesidad de algo de mano de obra, que tomará del único territorio mundial en que la tasa de natalidad sigue siendo elevada, el África subsahariana, criadero que se agotará en uno o dos decenios.

         Dado que Latinoamérica se sitúa ya en los últimos momentos de estar en condiciones de aportar mano de obra a EEUU por caída en picado de su fertilidad (dejemos a un lado la demagogia de Trump contra los emigrantes, mera retórica populista para engañar a la gente de allí, pues la emigración latinoamericana es decisiva para el capitalismo yanki y para su Estado, que sin ella dejaría de tener los saneados ingresos fiscales que ahora posee); que China está comenzando a necesitar emigrantes (ya está importando de una cierta cantidad de africanos negros) y que en Así casi todos los países son ya deficitarios, comenzando por las perversas monarquías islamofascistas petroleras que tratan a los emigrantes peor que si fueran esclavos de látigo y argollas, está a punto de empezar una pelea planetaria por la mano de obra, en la que las diversas superpotencia (Rusia también) combatirán entre sí para apropiarse lo poco que vaya quedando, sobre todo en África al sur del Sahara, de mano de obra. Por eso, previsoramente, Alemania ha hurtado, ha afanado, ha saqueado, ha expoliado 1,5 millones a Siria…. ¡Que se los devuelva o que, en su defecto, entreguen al pueblo sirio su valor monetario equivalente, 225.0000 millones de euros!

         En las empresas españolas las mujeres que desean tener hijos y se quedan preñadas son perseguidas, acosadas e insultadas, castigadas con salarios más bajos (la célebre “brecha salarial”) y puestos peores, y también despedidas. Muchas son forzadas a abortar por sus jefes y jefas. A unas se las conmina a hacerse la ligadura de trompas, o se las premia con puestos mejores si son o se hacen lesbianas. A otras se las obliga a congelar sus óvulos, una práctica aterradora, atentatoria contra la dignidad de las féminas, a las que se trata como a vacas o cerdas, así como contra la libertad natural más básica, la de ser madres cuando ellas decidan. Como ya he dicho, según mis cálculos, eso significa unos 150.000 no-nacimientos, los que por sí mismos paliarían el déficit poblacional, evitando la situación en que ya estamos, con un crecimiento anual del -0,1%, esto es, con más muertes que nuevos seres humanos, sumados los nacimientos y la arribada de emigrantes. Y esto es sólo el principio, pues, ¿qué va a suceder cuando se agoten los emigrantes, en 10-20 años, y, además, el número de mujeres en edad fértil sea un tercio inferior al actual? Es más, en cuanto comience a escasear la mano de obra a escala mundial España será de nuevo exportadora, como sucedió en la crisis de 2008-2014, cuando unos 600.000 jóvenes salieron del país, sobre todo hacia Alemania. O sea, hay poca juventud y la poca que hay es expoliada por los países más ricos.

         Por escasez de mano de obra muchos cientos de miles de jubilados y jubiladas de bajas pensiones, posiblemente millones, no van a tener quien les cuide en sus últimos días, y van a conocer una muerte horrible, también porque todo se encarecerá, en particular los bienes básicos. Para eso, entre otras maldades, el capitalismo español está promoviendo aquí a los amigos de Syriza, partido que en Gracia ha comenzado ya la campaña de “ayudar a morir” a la tercera edad por cientos de miles…

         Dado que el gran negocio del actual sistema es que no nazcan niños y traer emigrantes la represión del erotismo heterosexual es impresionante, con lo cual consiguen, a mi entender, otros 50.000 no-nacimientos anuales en el Reino de España. Éstos, sumados a los 150.000 por persecución en los lugares de trabajo, permitirían aproximadamente, alcanzar los 2,1 hijos por mujer, la tasa de reposición, si hubieran culminado en nacimientos. De ahí que la sexología académica y las jaurías financiadas por el Ministerio de Igualdad nos estén imponiendo todas las expresiones del erotismo no reproductivo, lo que incluye la demonización y persecución del sexo heterosexual, debido a que éste puede ser reproductivo. Para eso han creado los poderes constituidos la maquiavélica Ley de Violencia de Género, o legislación contra el amor y el erotismo, que cada año puede ser responsable de otros 50.000 no-embarazos. De no ser por esa suma de atrocidades anti-natalistas la fecundidad en el país podría ser actualmente de 2,2/2,3 hijos por mujer, que es una tasa óptima para el pueblo/pueblos pero terrible para los empresarios y lo altos funcionarios del Estado.

         Las que más están sufriendo con la represión y prohibición del amor, el erotismo y sexo heterosexual son las mujeres. En esto se pueden proporcionar datos impresionantes de variada naturaleza, pero me concentraré en uno, el ascenso de la depresión entre ellas, que es la enfermedad anímico-física peor. Los datos oficiales admiten que ya están siendo tratadas con psicofármacos el 25% de las mujeres, afectadas del gran mal femenino del siglo, aunque la realidad es bastante más preocupante y en unos pocos años se llegará a que la mitad de las féminas sean consumidoras de esas drogas hiper-tóxicas. P. T. Gotszche, al ocuparse de este asunto, titula su libro “Psicofármacos que matan”, y, ¿a quién matan principalmente?, a las mujeres. Así es, el Estado está intentando controlar la desesperación femenina bajo el neo-patriarcado, convirtiendo en drogadictas a las mujeres, haciéndolas depender de venenos adictivos proporcionados por la Seguridad Social que ocasionan demencia senil prematura, daños en el hígado, impulsos suicidas, lesiones en la piel y otras anomalías. Miles, muy probablemente, son ya privadas de la vida cada año por el consumo forzoso de tales inmundicias en España. Todo para que trabajen y trabajen, y para que no tengan hijos, ni sexo heterosexual, ni erotismo, ni amor.

No sólo son los psicofármacos pues causa estremecimiento observar el crecimiento de vicios que hace muy pocos años eran casi inexistentes entre las mujeres, como el tabaquismo, el alcoholismo (las adolescentes suelen ser las principales víctimas de los comas etílicos de fin de semana) y el consumo de drogas “ilegales”, por ejemplo la heroína, antes empleada por varones en un 95% de los casos pero que ahora tiene en las mujeres un amplio núcleo de seguidoras. Con todo ello la salud promedio de las féminas y su esperanza de vida se están desmoronando, también debido al estrés que el trabajo asalariado origina, lo que está ocasionando que las enfermedades cardiovasculares, antes muy escasas en las féminas, están en rápido ascenso.

         Así pues, si con la gente mayor se planea un genocidio, por causa de la prohibición de la natalidad, con las mujeres en edad fértil está en marcha un feminicidio, que se encubre con las muy ruidosas y multitudinarias campañas callejeras destinadas a exaltar los “avances” en la “liberación de la mujer” que el Estado neo-patriarcal y sus neo-funcionarias están instituyendo… Freud descubrió que la represión de la líbido femenina, inerradicablemente unida a la maternidad y el sexo heterosexual reproductivo para el 90% de las mujeres, origina graves dolencias psíquicas y físicas en éstas, en ese tiempo, hace un siglo, primordialmente la histeria. Hoy únicamente ha variado el tipo de padecimiento, que es sobre todo la depresión, pero la cuestión de fondo se mantiene no sólo intocada sino agravada. Cientos de miles de mujeres están, en Europa, siendo empujadas a una muerte prematura y horrible por el régimen neo-patriarcal al servicio del capitalismo y del ente estatal, y pronto serán, por desgracia, millones, si se considera a las mujeres ancianas a las que se ha prohibido la maternidad, las cuales no han sido madres ni abuelas y afrontan una vejez calamitosa por solitaria y sin afectos. Claro que esto no va con las jerarcas y politicastras que, al haberse puesto a favor de la estrategia del poder constituido -furibundamente machista- para las féminas, gozan de pensiones y otras sinecuras muy sustanciosas, por lo cual pueden pagarse todos los mercenarios y mercenarias que necesiten para estar bien atendidas.

         Estos asuntos los vengo tratando desde hace mucho, aunque de manera intermitente y no concentrada. Por ejemplo, en una conferencia en Balaguer (Lleida) el 4-10-2014 desarrollé el tema “Erotismo, sexo y salud, espiritual y corporal” (está disponible como video), que muestra el feminicidio neo-misógino en curso, desarrollando lo argüido en el libro “Feminicidio, o autoconstrucción de la mujer”, del que soy coautor. Tal exposición está llegado al público femenino, pues en varias ocasiones varias mujeres me ha hecho saber que se sienten identificadas con lo que allí expuse, y que me animan a seguir tratando estos asuntos. Asimismo, me ocupé de tales contenidos en la conferencia desarrollada en Tarragona, el 15-4-2015, titulada “El erotismo como deseo y furor”, igualmente disponible. En mi blog he editado textos como “Mujeres preñadas”, “Emigración, biopolítica y economía”, entre otros que se ocupa de estas materias. Mi libro sobre arte medieval, “Tiempo, historia y sublimidad en el románico rural”, dedica bastante especio al erotismo, el sexo y el amor desde un punto de vista que se centra en lo femenino.

         Ahora deseo hacer el estudio de todo ello de manera sistemática, persistente e integral, como trabajo principal, destinando a estas materias mucho tiempo. Aquí hay una gran batalla que librar contra el actual sistema de dominación y sus lacayos, que la vamos a ganar a largo plazo, pues la actual biopolítica institucional no es sostenible, tal como está la situación mundial. Sé bien que quienes disientan de la ortodoxia en relación con el bloque de cuestiones citado van a ser, lo estamos siendo ya, perseguidos y agredidos con particular furor, dado que de la emigración, la represión del sexo heterosexual, la prohibición de la maternidad y la conversión de las mujeres en mano de obra semi-esclava, en mujeres-mulas, es hoy lo más primordial y decisivo para el capitalismo, el imperialismo y el militarismo europeos. Sin todo ello la Unión Europea no puede competir con las otras potencias mundiales, sería su fin, y por eso está dispuesta a todo para que nadie cuestione en lo más mínimo su biopolítica feminicida, neo-patriarcal y genocida.

         Será así más todavía por cuanto es mi intención establecer un programa con un amplio número de puntos, proponiendo medidas precisas y concretas, algunas a conseguir aquí y ahora y otra en la perspectiva de la revolución integral, para sacar a la calle, movilizar a la buena gente popular e ir al choque abierto y completo con el poder constituido, sus jaurías homicidas financiadas por el Ministerio de Igualdad (hoy financiado y manejado por la derecha y respaldado por toda la izquierda neo-machista) y sus aparatos represivos, hasta lograr la libertad de las mujeres para vivir su sexualidad como les parezca, sin intromisión de los empresarios y las empresarias, sin la intrusión del Estado, sin ninguna biopolítica a favor o en contra, para poder elegir entre tener 20 hijos y no tener ninguno, y tenerlos o no tenerlos en el tiempo y las circunstancias por ellas escogidos.

         Los que se oponen a tales libertades, ¿quiénes son? Gentes protervas, sin duda, por eso mismo gentes que están en la estela de la Open Society Foundations (OSF) del multimillonario yanki G. Soros, portavoz destacado del gran capitalismo mundial, quien sin rubor expone que desea que Europa reciba un millón de emigrantes cada año, lo que significa que en esa misma proporción las mujeres europeas serán sexual y maternalmente reprimidas, perseguidas. Nótese que Soros financia los movimientos pro-aborto y homosexuales en numerosos países, además de a las fuerzas progresistas y “antifascistas”... Le combatiremos y venceremos, a él y a todos. Son sólo agentes de un capitalismo vetusto, podrido, agonizante… que desaparecerán con él.

         Pero los críticos de Soros, con toda la verdad que contienen sus discrepancias, no penetran en el porqué último de su actuación. Además de lo ya expuesto, en ella hay dos elementos más, de naturaleza bien peculiar. Uno es la realización del proyecto de “la nación europea”, o según otros “los Estados Unidos de Europa”, de la UE a las órdenes de Alemania, para lo cual hay que anular y disolver, que mestizar y extinguir, a los pueblos europeos, para que se degraden a magma aculturado y desnacionalizado, sin lenguas ni culturas propias. Eso se logra también incorporando una gran masa de gente de aluvión, que por la fuerza del número ahogue a la población nativa. De ahí, los plutócratas esperan extraer “una nueva Europa” redobladamente imperialista… El segundo motivo oculto es similar al primero. La Europa actual, en tanto que Europa de los pueblos y de las culturas, emerge de la revolución altomedieval continental y su fundamento es una cosmovisión en la cual la libertad, social y personal, desempeña una función decisiva, Ello ha sido manipulado y reducido con el transcurso de los siglos por los poderes estatales ascendentes pero, a pesar de todo, sigue estando ahí. Así pues, continúa siendo un obstáculo para los nuevos poderes ilegítimos europeos, en particular para la gran empresa multinacional, ese mastodonte tan totalitario como ineficiente que hace sólo unos pocos decenios ha alcanzado su mayoría de edad, y para el complejo Estado/Estados hipertrofiado de hoy en día, ese monstruo que realizan la razón de Estado en la forma de la peor expresión de la voluntad de poder. Una vez que se han formado esos terroríficos entes totalitarios, han entrado en colisión con lo mejor de la cultura europea, a la que ya no toleran y a la que desean destruir. El modo más radical es realizar la sustitución étnica de los pueblos europeos, prohibiéndoles reproducirse primero y llenando luego el Viejo Continente de gentes procedentes de sociedades en las que ni siquiera existe la noción de libertad y donde la categoría de persona no posee significación más allá de nombrar a quien vive para someterse y subordinarse a los poderes instituidos, civiles y clericales. Así esperan reducir Europa a un continente en que las gentes de  abajo nunca más vuelvan a enfrentarse a sus elites, jamás hagan revoluciones.

En todo ello las principales perjudicadas son las mujeres de Europa.

Así pues, leeré con especial atención todas las aportaciones que me lleguen en relación con estos asuntos. Estaré meses trabajando en ellos, y cualquier colaboración o aportación será bienvenida. Me encantará charlar sobre estas materias y aprender de quien o quienes deseen enseñarme y ayudarme.

lunes, 16 de abril de 2018

PODEMOS Y LOS SENEGALESES DE LAVAPIÉS



         He recibido una carta manuscrita y sin remite que transcribo literalmente.


Madrid, 12 de abril de 2018


   Estimado señor Rodrigo

Los acontecimientos de Lavapiés, a partir del pasado 15 de marzo, han mostrado cuál es la política real de Podemos/Ahora Madrid sobre el racismo y la emigración. El Sindicato de Manteros de Madrid (que agrupa a buena parte de los senegaleses), nunca mejor dicho, tiró de la manta al exponer en una nota del 9 de abril que son víctima del “racismo, la xenofobia y la represión institucional”, concretándose ésta en “las prácticas violentas de algunos policías (municipales)”. Es decir, hay agentes de esta policía, a las órdenes del Ayuntamiento, gobernado por Podemos, que les maltratan y golpean de manera habitual. Tanto es así que dicho Sindicato se negó a recibir los 5.000 euros que pretendía donarles la alcaldesa, Manuela Carmena, alegando que “no podemos aceptar su dinero, mientras sus políticas nos están matando”. Esto es, Podemos de Madrid está “matando” a los emigrantes negros.

Así pues, los senegaleses, en tal nota, culpan a Podemos de ser quien ordena a ciertos policías municipales que les dan palizas, lo que es una práctica intolerable, de tipo racista. De manera que Podemos es un partido racista, en concreto, racista antinegro. También es racista antiblanco, pero eso lo dejamos de lado por el momento. Es, en conclusión, racista por partida doble…

La alcaldesa en vez de ordenar una investigación dirigida a localizar y detener a los policías apaleadores ha pretendido comprar a los senegaleses con 5.000 euros, suma que éstos, en un acto de dignidad que les honra, han rehusado. También, porque las palizas siguen como siempre, igual que durante los “últimos tres años, en los que Ahora Madrid ha gobernado en el Ayuntamiento”, según expone la nota de los manteros negros.

¿Podría ser que los policías agresores obrasen por cuenta propia, sin que su actuación resultase de las órdenes que les da el partido dirigido por Pablo Iglesias?  Hay dos hechos que desautorizan tal interpretación. Uno es la nota de los manteros, que acusa a Ahora Madrid/Podemos de estar tras tales policías. El otro es que en caso de ser inocente, Podemos Madrid habría ya ordenado identificar, encarcelar y encausar a los policías culpables de tales extralimitaciones. Que no haya actuado así en absoluto es prueba concluyente de que Podemos no es sólo una fuerza política racista sino además violenta, agresiva, peligrosa. Fascista de facto.

Podemos no puede actuar policial y judicialmente contra los agentes causantes de agresiones a los negros porque en ese caso aquéllos alegarían que cumplen órdenes de sus superiores. Y éstos, a su vez, que se limitan a hacer lo que la alcaldesa y los concejales podemitas les mandan que hagan.

Cuando la muerte del senegalés M. Mbaye los jefes de Podemos en Madrid sufrieron un ataque de pánico, pues temieron que su racismo violento e institucional, fascista por tanto, fuera puesto en evidencia, lo que significaría el final de sus aspiraciones electorales en la Villa y Corte. Así pues, idearon una táctica muy astuta para salir del apuro, y en un ambiente de enorme confusión llamaron a la movilización “contra el racismo”, para que en el marco del alboroto callejero ocasionado por ellos nadie reparase en lo evidente, que son ellos, ellos mismos, institucionalizados como Ayuntamiento de Madrid, los que llevan tres años ordenando pegar palizas a los vendedores callejeros negros.

Esta es la verdad.

La estrategia de Podemos es siempre la misma, acusar a los demás con enorme ímpetu y tenacidad de lo que ellos son. Son racistas y por tanto tildan a sus oponentes de “racistas”. Son misóginos y consecuentemente vomitan día y noche imputaciones de “machismo” contra quienes no admiten sus disparates feminicidas y patriarcales de nuevo tipo. Son fascistas y por eso mismo etiquetan a todos de “fascistas”. Y esa estrategia les funciona muy bien. La prueba es que han logrado superar la crisis de los senegaleses y al mismo tiempo seguir apaleando impunemente a éstos, a la vez que continúan lanzando acusaciones de “racismo” a troche y moche.

Por eso yo les tengo miedo. Y cada día más. Sé que usted, señor Rodrigo, se les enfrenta y no les teme. Yo sí. Son unos mercenarios desalmados e inmorales dispuestos a todo, que harán lo que hacen todos los fascismos, una carnicería. Por ahora se entrenan machacando a los senegaleses pero cuando llegue el momento irán a por todos los que les molesten, porra y pistola en mano, igual que hicieron los falangistas, que mataron a zurriagazos y a tiros a mis dos abuelos. No olvide que Manuela Carmena es una fascista de izquierda de la escuela de Santiago Carrillo, ese archicriminal, a cuyas órdenes militó muchos años en el Partido Comunista, lo que pone los pelos de punta. Aunque la peor fascista de Podemos Madrid es Rommy Arce, por su diario proceder y por su comportamiento en el asunto de los senegaleses. A mi esta chica, a la que conozco bien, me produce un pavor superlativo, al ser una combinación de Pilar Primo de Rivera, el general Queipo del Llano y el señor García, un torturador de la Brigada Político-Social franquista que trituró a mi padre en 1974, y al que usted, según me han contado, también tuvo el “gusto” de conocer… Dicen que fue ella la que urdió la operación dirigida a manejar la crisis de los senegaleses, lo que demuestra que es capaz de todo.

Por eso le ruego me excuse por sólo firmar esta carta con mi nombre, sin los apellidos, y por demandarle que si desea publicarla la copie y a continuación la rompa y queme.
Cuídese señor Rodrigo, le necesitamos. Tengo su libro La democracia y el triunfo del Estado como obra de cabecera -en su parte analítica- pero me falta su valentía… Si Podemos gana las elecciones, sólo o en compañía del PSOE-GAL, ya tengo decidido lo que hacer, irme, emigrar. No quiero vivir en un país manejado por mujeres deshumanizadas además de desfeminizadas, rabiosa pero hipócritamente racistas, ídem de ídem machistas y en definitiva mega-nazis, como son Carmena y Rommy. Y a usted le advierto de nuevo: las Rommy Arce de Podemos le tienen muchas ganas y cuando su amo, el CNI, les dé la orden, apretarán el gatillo con sumo gusto. Pero, sobre todo, no deseo vivir en un país en el que hay gente que tras la nota publicada por los manteros senegaleses continúa apoyando a Podemos. Con tales bobitos racistas de clase media, crédulos y fanatizados, no quiero compartir mi existencia.

Pero antes de terminar deseo decirle que no estoy de acuerdo con su idea sobre la revolución, o la revolución integral. Yo sólo aspiro a sobrevivir, a que me permitan ir tirando, sin cataclismos sociales. Tengo 29 años y no creo en el actual sistema, por supuesto, pero tampoco en un cambio a mejor, ni revolucionario ni evolutivo. Su idea es descabellada por imposible, además de peligrosa, pues provocará una reacción muy violenta del poder constituido, con nuevas matanzas, como en la guerra del 36. Entre la contrarrevolución fascista, encarnada en Podemos, y la revolución, que usted representa, yo me sitúo en otro lugar, aunque ciertamente usted no me suscita temor sino simpatía, e incluso un poco de pena, pues me da en la nariz que, no tardando, van a hacer con su persona alguna barbaridad. Como con los manteros pero mucho más sangriento.
                                                                                                Manuel

lunes, 9 de abril de 2018

14 de abril de 2018 ¿República?, ¿Monarquía? REVOLUCIÓN REVOLUCIÓN POPULAR REVOLUCIÓN POPULAR INTEGRAL

         Este 14 de abril debe valer para oponer la idea y el ideal revolucionario, conforme a las condiciones del siglo XXI, a la cavernícola reivindicación de la república oligárquica, clasista, estatal, capitalista, militarista, colonialista, terrateniente, patriarcal, demagógica, adoctrinadora, totalitaria, y, en consecuencia, represiva, torturadora, policiaca y sanguinaria, instaurada bajo la dirección del ejército español tal fecha hace 87 años.

         Si la derecha española actual, al servicio del imperialismo alemán, sostiene, por el momento al menos, a la monarquía, es la izquierda, el instrumento político más efectivo del capitalismo y el Estado desde mediados del siglo XIX, la que reivindica la república del máuser de 1931[1]. Es decir, de la marca del fusil con que la guardia civil, guardia de asalto, carabineros y ejército asesinaron casi a diario a campesinos, trabajadores industriales y mujeres, por mandato de los gobiernos republicanos de izquierda y derecha, del PSOE y desde 1935, del Partido Comunista.

La carnicería, ya alarmante en 1933 y 1934, tuvo su más dramático momento con el Frente Popular, entre febrero y julio de 1936, cuando cada día, literalmente, en algún lugar caían muertas a tiros personas del común, sobre todo en la ruralidad[2], la mayoría de las veces por reclamar con actos que el comunal, arrebatado violentamente a los pueblos por el Estado, sobre todo desde la promulgación de Constitución de 1812, les fuera devuelto. Esto era muchísimo más que una demanda económica pues su esencia consistía en la solicitud de un modo de vida hermanado, afectuoso, sin propiedad privada causante de conflictos interpersonales ni aparatos de poder estatales y gubernamentales, sustentado en la ayuda mutua, los valores convivenciales y el servicio de unos a otros por amor. Así aparece documentado y expuesto en los capítulos que dedico a estas materias en mi libro “Naturaleza, ruralidad y civilización”.

Los partidos y sindicatos de izquierda (CNT y UGT), que se dicen “anticapitalistas” para ocultar que son la expresión más virulenta de capitalismo, situados en el gobierno con el Frente Popular, realizaron una carnicería que, en número de víctimas y malignidad represiva, únicamente fue superada por el fascismo de Franco. Éste se desencadenó precisamente cuando el terror del Frente Popular estaba siendo resistido con éxito y derrotado por las clases populares, de manera que el aparato estatal tuvo que elevar a un nivel superior su agresión genocida, haciendo intervenir al ejército. Tal es la causa de la guerra civil.

Hasta hace muy poco la izquierda, cuyo fundamento epistemológico es la ocultación de la realidad y la mentira, había logrado esconder la horrorosa realidad de la II república y, más aún, el patibulario proceder del Frente Popular. Pero eso ya no es posible, no sólo porque mi libro expone la verdad de estos hechos sino porque se están acumulando los estudios coincidentes.

Nos encontramos más cerca de poder ofrecer una relación completa, o casi completa, de los actos represivos cometidos por el Frente Popular en los meses anteriores a la guerra civil, eso sin olvidar los efectuados por el gobierno republicano-socialista en 1931-1933. Esto es, una enumeración de la fecha y el lugar de cada enfrentamiento, de sus causas y del número de los detenidos y los torturados, de los heridos y los muertos a tiros. Cuando eso se haga ya no podrá ponerse en duda la naturaleza sanguinaria y fascistoide de quienes hoy siguen enarbolando la bandera republicana y presentándola como “liberadora”.

Mi libro, “Investigación sobre la II república española, 1931-1936”,  Potlatch Ediciones, 556 páginas, es un avance de importancia hacia la cuantificación de la carnicería frentepopulista (y republicana en general) pero aún está lejos de ofrecer una relación completa. Aunque brinda datos contrastados de detenidos, torturados y asesinados, realizando una proyección estimativa del total, no alcanza a señalar todos los casos, ni mucho menos. Para ello yo hubiera necesitado dedicar al asunto al menos dos años más de trabajo, a fin de ir rastreando sobre el terreno todos los sucesos de sangre, lo que estaba más allá de mis posibilidades.

Estudia los componentes más importantes del episodio republicano, desde los años finales de la Dictadura de Primo de Rivera. Muestra lo obvio, que fue el ejército quien más se empeñó en sustituir el régimen monárquico, presidido por Alfonso XIII, por otro republicano, inspirado en la liberticida y genocida república francesa, al estar deslumbrado el generalato español por la naturaleza eficazmente militarista, centralista, policiaca, patriotera y colonialista de aquélla.

 Como patéticos apéndices del ejército aparecen en escena los partidos republicanos (una fuerza insignificante hasta que aquél los promovió), el PSOE y una parte notable del anarquismo, pues CNT sólo dio el giro al “anti-republicanismo” cuando -oportunistamente- observó que el pueblo trabajador combatía con enorme vigor al nuevo régimen. Luego, el anarquismo español, muy mayoritariamente, pidió el voto para el Frente Popular, comenzando por Durruti, ese falso revolucionario, y callando -quien calla otorga- ante acontecimientos tan pavorosos como la matanza de Yeste (Albacete), en mayo de 1936. Y negando de facto, en su Congreso de Zaragoza en ese mismo mes, que hubiera una situación revolucionaria en desarrollo que demandaba eso exactamente, la revolución. Ello prueba que el anarquismo no es una ideología revolucionaria sino un doctrinarismo decimonónico que va a remolque del marxismo, una variante de izquierdismo burgués.

A continuación el libro va estudiando los asuntos más importantes del periodo republicano, en el marco del entonces denominado “problema de España”, es decir, de la batalladora inadecuación de las clases populares de los pueblos peninsulares a la modernidad, siempre empresarial, estatal, capitalista y tiránica, así pues liberticida y deshumanizadora[3]. Estudia la cuestión rural, entonces la más decisiva, poniendo de manifiesto la gran mentira izquierdista de la “reforma agraria” republicana, que en realidad consistió en una sucesión de matanzas de campesinos, ejecutadas desde los primeros días del nuevo régimen, sin olvidar la burla sádica de la Ley de Reforma Agraria de 1932.

Se ocupa también de la atroz política cultural, militar y laboral de la II república, así como los efectos aquí de la crisis económica mundial de 1929. Pone en evidencia la naturaleza no sólo colonialista sino además racista del régimen republicano y de casi toda la izquierda de la época respecto a los pueblos de Marruecos, entonces colonia española, en particular el racismo del Partido Comunista, sobre todo de su jefa más “carismática”, Dolores Ibárruri. Esto es de importancia hoy, debido a que los continuadores del Partido Comunista, con su habitual inmoralidad y desvergüenza, se presentan como abanderados de un “antirracismo” que es sólo la nueva expresión de su racismo inherente y oceánico, ontológico, esta vez en la forma de racismo antiblanco.

Lo principal a recoger y rescatar hoy del periodo republicano es la pelea épica de las clases populares rurales, que operaban con la simpatía de los trabajadores urbanos, por recuperar el comunal y la sociedad comunal. En ese conflicto está lo básico de su enfrentamiento con el Estado, que ocasiona una situación revolucionaria en desarrollo desde al menos 1934.

El comunal es la institución y, más aún, la formulación integral que permitirá liquidar el capitalismo en las condiciones del siglo XXI. Retornar a sus fundamentos actualizándolos, va a hacer posible la crítica del capitalismo y de su hermano mayor, el ente estatal. Después, la eliminación de ambos para constituir una sociedad de la libertad, la verdad, la convivencia y los valores morales, donde la persona se autoconstruya en vez de ser, como ahora, triturada, ninguneada, degradada, nadificada, deshumanizada. Es en el comunal y no en confusas teoréticas pedantes e ilustradas (en realidad, más iletradas e ignorantes que otra cosa), como el marxismo, donde está la clave del futuro.

Eso es lo a celebrar, el 14 de abril y siempre, porque eso es la revolución.


[1] Recomiendo el visionado del video de ése título precisamente, “La república del máuser”. El modo mejor de aprovechar este video es combinarlo con la lectura de mi libro.

[2] Por ello no es de recibo el proceder de quienes se enrolaron en las Misiones Pedagógicas republicanas desde 1931, para “llevar la cultura a las aldeas y los pueblos”, negando que las gentes modestas de entonces eran cultas y civilizadas de manera natural, por causa del acervo formidable de la tradición oral autoconstruida, de manera que no necesitaban ser adoctrinados por la repipi, monetizada e inculta intelectualidad burguesa republicana. García Lorca, el muy manoseado y explotado icono de la izquierda “antifranquista”, fue uno de los perpetradores de esa tropelía. Felipe Alaiz, en “El arte de escribir sin arte”, arguye, en tan exacta como divertida caracterización, que aquél era un “emigrante del Albaicín hacia las nóminas”, al hacerse “director de una barraca teatral ambulante” dedicada al “andalucismo de pandereta”. Lorca sólo es aceptable poeta cuando se mantiene fiel a la cultura popular andaluza, y un tostón cuando la deja de lado. Que él, junto con el resto de la liliputiense intelectualidad republicana, se mantuviera en silencio mientras la guardia civil torturaba y asesinaba al pueblo trabajador por orden del Frente Popular, les pone en evidencia, a todos ellos y no sólo a unos canallas tan obvios como Luis Buñuel, Margarita Nelken, Victoria Kent o Rafael Alberti.
[3] En 2016, cuando se publicó mi libro sobre la II república todavía no había culminado la investigación de la revolución altomedieval hispana, que es la raíz de la cosmovisión radicalmente democrática, personalista, comunitaria, vivencial, moral y cívica propia de los pueblos del suroeste de Europa. Un año después salió a la luz la interpretación de todo ello, a partir de la revolución bagauda del siglo V, que tuvo como escenario a Navarra y los territorios próximos, acontecimiento que está en la base de lo expuesto. Es exacto sostener, por tanto, que el tipo de sociedad, y el tipo de persona, que la revolución liberal española primero y luego la II república, el Frente Popular, el franquismo y el parlamentarismo actual, organizado por la Constitución de 1978, que en sanguinaria sucesión cronológica combatieron (y combate el último citado), fue la que se constituye a partir del alzamiento popular bagauda a mediados del siglo V. Consultar “El Derecho consuetudinario en Navarra, de la Revolución de la Ata Edad Media al fuero general”, contenido, en el numero extra de “Haría”, “Derecho Pirenaico/Zuzenbide Piriniarra”, Iruñea/Pamplona 2017.